DOLOR PELVICO Crónico EN MUJERES

Nuestra compañera de Centro Médico Deportivo Perez Frías Miryam Rodriguez Rodríguez, Fisioterapeuta Especialista en Pelviperineología nos habla hoy del Dolor Pelvico Crónico en Mujeres.

El dolor pélvico crónico en mujeres (DPC) es uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos los profesionales de la salud. La dificultad para hallar el origen del dolor, la idoneidad de un tratamiento multidisciplinar y los mecanismos de adaptación creados inconscientes o conscientemente por el paciente ante la persistencia del dolor, son algunas de las razones por las que el abordaje no es tarea fácil.

Mi objetivo principal es transmitir información de calidad a todas las cuestiones que se le plantean a las mujeres que lo padezcan, con ayuda de mi equipo de trabajo formado por el medico, ginecólogo, urólogo, podólogo, nutricionista y readaptador si lo requiere.

¿Cómo afecta el dolor pélvico crónico en mujeres?

Es un síndrome caracterizado por la presencia de dolor en la zona pélvica ( es decir, en la parte inferior del abdomen, entre las caderas y el por debajo del ombligo) prolongado más de seis meses, ya sea de forma continua o intermitente. Puede afectar tanto a hombres como a mujeres independientemente de la edad y puede llevar a ser incapacitante, siendo de gran complejidad a la hora de ser diagnosticado.

Características del dolor pélvico crónico

Los principales síntomas que presentan cuando acuden a consulta son los siguientes: Puede ser constante y de intensidad leve o agudo como un calambre. Continuo o moderado. Dolor difuso en toda la región pélvica o específico en un punto. Puede definirse como la sensación molesta de presión.

Ser incapacitante en las actividades del día a día. Puede afectar incluso a tus relaciones sexuales, causando espasmos involuntarios en la musculatura de la vagina (llamado vaginismo) y por tanto provocando dolor durante la penetración.

CAUSAS DEL DOLOR PÉLVICO CRÓNICO EN MUJERES

Es de vital importancia encontrar el origen que provoca el dolor. Sin embargo, no es fácil porque a veces pueden existir causas aisladas o combinadas entre sí, como en el caso del colon irritable o la endometriosis.

Causas ginecológicas cíclicas:

 Dolor de la ovulación.

 Dismenorrea primaria (dolor menstrual sin causa aparente),

 Dismenorrea secundaria (dolor menstrual asociado a patologías pélvicas como endometriosis, adenomiosis, endometritis, estenosis cervical y leiomioma).

 DIU (dispositivo intrauterino).

 Síndrome premenstrual, en la segunda fase del ciclo ovulatorio de la mujer.

Causas ginecológicas no cíclicas:

 Enfermedad pélvica inflamatoria: provocado por episodios recurrentes de infecciones del tracto urinario. El dolor es debido a adherencias o fistulizaciones, o al daño provocado en los nervios por los mediadores de inflamación o agentes patógenos.

 Adherencias pélvicas.

 Endometriosis: enfermedad que consiste en la implantación y crecimiento benigno del tejido endometrial en el exterior del útero.

 Malposición uterina.

 Síndrome de congestión pélvica: presencia de venas varicosas a nivel ovárico o uterino.

Causas gastrointestinales:

 Como es el Síndrome de Colon irritable, caracterizado por un dolor intermitente o continuo que se alivia con la deposición.​

 Otras causas con Enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, diverticulosis y las hernias. Causas genitourinarias

 Síndrome uretral.

 Divertículos uretrales.

 Cistitis intersticial.

 Riñón pélvico ectópico.

 Obstrucciones uretrales.

Causas neurológicas:

Provocado por el atrapamiento de un nervio en una cicatriz o fascia. Este dolor puede ser descrito como agudo, punzante o sordo. Suele estar bien localizado y duele en ciertos movimientos.

Causas musculoesqueléticas:

En ocasiones el dolor pélvico en las mujeres causa alteraciones musculoesqueléticas (disfunciones de las sacroilíacas o de la sínfisis púbica), una incorrecta higiene postural, sedentarismo.

Causas psicosociales:

Es de vital importancia la manera en la que cada paciente responde al dolor y la manera en la que afronta la patología es crucial. Por eso en ocasiones estas mujeres acarrean depresión, alteraciones en el sueño o cuadros de angustia. Por ello, es de vital importancia dedicarle tiempo a realizar un buen diagnóstico para poder llegar al origen del problema que provoca esta disfunción y poder ayudar al paciente.

Miryam Rodriguez Rodríguez

Fisioterapeuta Especialista en Pelviperineología.

Nº Colegiado 6213

¡#CMDPérezFrías, te cuidamos durante el #YoMeQuedoEnCasa!

#CMDPérezFrías #CMDSalud #Fisioterapia #FisioterapiaMálaga #FisioterapiaSueloPélvico #EspaldaSana #CentroMédico #InvierteEnCalidadDeVida


Comparte en tus redes
WhatsApp chat